¿Qué es la independencia de lechos?

CON No hay comentarios

¿Duermes con alguien y sientes todos los movimientos de tu pareja durante la noche? Esto suele ser un signo de una mala elección del colchón en términos de independencia de lechos. Según un estudio de Ipsos, el 58% de los españoles duerme mal, y entre ellos el 59% duerme peor cuando es con alguien. Para evitar formar parte de esta mitad de la población, lo mejor es elegir un colchón con buena independencia de lechos, es decir un colchón que no se mueve. De hecho, algunos modelos están diseñados para limitar la transferencia de movimientos, con el fin de preservar el sueño de los dos. Ahora, ¿qué es la independencia de lechos? ¿Y cuál es el mejor colchón para parejas? Te lo comentamos todo en este artículo.

independencia de lechos

¿Qué es la independencia de lechos en un colchón?

Por la noche, el movimiento es muy natural y, de hecho, bastante saludable: tu cuerpo se asegura de que no pongas todo tu peso en una sola parte. Si todos cambiamos de postura durante el sueño, hay personas que se mueven más. Desgraciadamente, estos movimientos pueden resultar molestos para la pareja, sobre todo si tiene el sueño ligero.

La independencia de lechos es la capacidad que tiene un colchón de absorber los movimientos causados por cada durmiente. De esa forma, un colchón con buena independencia de lados no será muy sensible a los movimientos del otro y mantendrá tus noches tranquilas.

La transferencia de movimiento es una de las principales causas de los trastornos del sueño, y la elección del colchón adecuado es la mejor manera de evitarlo. ¿Qué colchones son los que mejor absorben el movimiento? Este es el tema de la siguiente sección.

 

Los mejores colchones con independencia de lechos

Un breve comentario antes de entrar en detalles sobre cada tipo de colchón: ningún colchón ofrece una independencia de lados perfecta para dormir. Cuando hay movimiento en una zona, siempre habrá alguna forma de propagación de energía a otras partes del colchón.

En realidad, la única solución 100% efectiva sería dormir solo, o cada uno en su colchón individual. Sin embargo, se ha demostrado científicamente que dormir con un ser querido aumenta considerablemente nuestro bienestar. Por lo tanto, es mejor recurrir a colchones que reduzcan la transferencia de movimiento. Los hemos clasificado empezando por los más eficientes.

 

1. Colchones viscoelásticos

La Memory Foam o espuma con memoria ofrece una excelente independencia de lechos. Cuando te acuestas en el colchón, la huella que forma tu cuerpo reduce el impacto de tus movimientos en el descanso de tu pareja. Los únicos inconvenientes son el precio, que puede ser disuasorio, y la regulación de la temperatura. Este material es menos eficiente a la hora de disipar el calor, lo que puede resultar incómodo si tiendes a pasar calor por la noche.

 

2. Colchones híbridos

Los colchones híbridos también son una excelente opción para dormir bien con alguien. Combinan diferentes materiales para conseguir el grado de firmeza deseado y reducir la transferencia de movimiento.

Los colchones híbridos más comunes tienen tanto muelles como una capa más o menos gruesa de espuma viscoelástica. La espuma reduce el efecto de los muelles, que son muy sensibles en términos de transferencia de movimiento.

 

3. Colchones de látex

Después de los colchones de espuma visco y los híbridos, los colchones de látex son una buena opción para garantizar un nivel satisfactorio de independencia de lados. El látex puede ser natural o sintético, siendo el primero la opción más cara.

Aunque son mas transpirables y regulan mejor la temperatura que los colchones de visco, su capacidad para absorber los movimientos depende en gran medida del origen del látex. De hecho, el látex Dunlop aísla mejor que el látex Talalay.

 

4. Colchones de muelles

En general, los colchones de muelles no son la mejor opción si eres muy sensible a la transferencia de movimiento. Sin embargo, entre los colchones de muelles, es necesario distinguir entre:

  • Colchones de muelles ensacados – Muelles envueltos individualmente que ofrecen un nivel decente de independencia de lechos.
  • Colchones de muelles tradicionales – Los muelles están unidos y suelen tener poca independencia de lados.

 

Independencia de lechos: ¿para quién?

Ciertos hábitos de sueño os pueden volver más sensibles a las transferencias de movimiento. Si os reconocéis en las descripciones a continuación, probablemente deberíais optar por uno de los tipos de colchón presentados anteriormente.

 

1. Las personas con sueño ligero

Si tu o tu pareja se despiertan con facilidad al menor ruido, cambio de luz o movimiento, un colchón que no se mueva te ayudará a dormir mejor. El riesgo corrido con un colchón que no absorbe suficiente movimiento es que se "contagie" el sueño ligero. La pareja de un durmiente ligero puede empezar a mostrar alteraciones en su descanso debido a los movimientos que experimenta cada vez que el otro se despierta.

 

2. Las parejas con horarios de sueño distintos

En un mundo perfecto, todos bajo el mismo techo se acostarían y despertarían a la misma hora. Así se reducirían las interrupciones del sueño y se garantizaría un horario de sueño saludable para ambos en la pareja. Desgraciadamente, esto no suele ser así. Si dormís juntos y os acostáis o despertáis a horas diferentes, el movimiento en la cama puede interrumpir vuestro sueño.

Y si el colchón se mueve cada vez que uno se tumba o se levanta, será casi imposible no perturbar el sueño del otro. Esto puede provocar fatiga diurna, cambios de humor y afectar a vuestro bienestar general.

 

3. Las personas que no dejan de moverse

Algunas personas tienen un sueño tranquilo, pero cambian de posición con mucha frecuencia durante la noche. Sin llegar al extremo del sonambulismo, estos durmientes pueden perturbar el sueño de su pareja, estando ellos mismos perfectamente descansados.

Sin un colchón con buena independencia de lechos, el que se mueve mucho durante la noche puede despertar con más facilidad al otro. Elegir un colchón que absorbe el movimiento ayuda a minimizar el impacto de los movimientos nocturnos. También podéis elegir un tamaño de colchón más grande, ya sea Queen Size o King Size, sábanas, nórdicos o edredones separados para que podáis dormir mejor juntos.

 

4. Las personas que sufren de insomnio

Optimizar el entorno de sueño es esencial para quienes ya tienen dificultades para dormir lo suficiente y permanecer dormidos durante toda la noche. Tanto si tu insomnio se produce cuando intentas conciliar el sueño como en mitad de la noche, cuando te despierta y no puedes volverte a dormir, una mala independencia de lados puede empeorar tu insomnio. Si sufres este trastorno del sueño y duermes en pareja, cambiar el colchón por uno adecuado puede mejorar tus noches.

 

En conclusión

La independencia de lechos es un criterio esencial para dormir bien con alguien. Al elegir un colchón con buena independencia de lados, como los de nuestra selección de los mejores colchones, podrás crear las condiciones ideales para dormir tranquilo, tanto para ti como para tu pareja. ¿Importa mucho? Sin duda que sí, ya que resulta en una pareja que se despierta descansada y feliz en su vida cotidiana.

Siguiendo Mila Chacón Alves:

Mila es la responsable de la versión española de Sleeps. Apasionada por el bienestar y el bien dormir, es también la principal editora a cargo del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *