Los Mejores Colchones para la Espalda

Sleeps.es vive gracias a sus lectores. Nuestros artículos no están patrocinados, pero podemos recibir una comisión si realizas una compra con los enlaces en esta página.

Cuando sufrimos dolores lumbares, hasta las noches se convierten en una pesadilla. Sin sorpresa, el tipo de colchón está altamente correlacionado a la calidad del sueño y a la posibilidad de un buen descanso. Elegir un buen colchón que optimice la descompresión muscular y favorezca la alineación natural de la columna es fundamental para una verdadera recuperación física y mental. Pero, ¿cuál es el mejor colchón para prevenir el dolor de espalda? En realidad, esto depende de varios factores, como el apoyo, la firmeza o la presencia de zonas de confort, pero también de tu complexión y posición para dormir. Explicaciones.

dolor de espalda

Nota: Los artículos de Sleeps no están escritos por profesionales de la salud y están dirigidos al público en general. No podemos ofrecerte asesoramiento médico específico, y si padeces dolor de espalda, no tardes en consultar a tu médico para conocer la causa de esos dolores.

Clasificación del mejor colchón para dolores de espalda

En este artículo, descubre nuestra selección de los mejores colchones para la espalda del 2022, útil tanto si sufres dolor de espalda, dolor de cadera u omóplato, así como una guía de compra detallada para hacer la elección correcta. Esta clasificación resulta de docenas de horas de investigación y pruebas realizadas por nuestros expertos en colchones y del análisis de las opiniones verificadas de los clientes.

Sigue leyendo para saber por qué hemos seleccionado estos modelos. ¿Quieres saber primero cómo elegir un buen colchón para el dolor de espalda? Dirígete al final de este artículo y lee nuestra guía detallada. Encontrarás muchos consejos para comprar un buen colchón para la espalda y reducir el dolor nocturno.

Mejor opción 2022 – Emma Hybrid Premium

RESUMEN
  • Medio firme (6)
  • 100 noches de prueba
  • 10 años de garantía
  • Confort de alta gama
  • Muy buena transpiración

colchón emma hybrid premium

El colchón Emma Hybrid Premium es nuestro modelo favorito para prevenir el dolor de espalda. Medio firme (6/10), combina suavidad y firmeza para un apoyo óptimo de la columna vertebral. Esto lo convierte en una opción ideal para quienes padecen dolores lumbares y/o cervicales.

En la superficie, se encuentran una funda termorreguladora y una capa de espuma Airgocell® altamente transpirable. La combinación de estas dos tecnologías garantiza una excelente ventilación dentro del colchón. Luego, la espuma viscoelástica se amolda al cuerpo y distribuye la presión, independientemente de la posición en la que duermas. Por último, la base del colchón está formada por una suspensión de muelles ensacados y una espuma fría de corte ergonómico que favorecen la buena duración del colchón y su resistencia al uso.

El colchón Emma Hybrid Premium es bastante grueso (25 cm) y junta varias espumas de confort con una base de apoyo. Esta unión alivia los puntos de presión y es capaz de sostener eficazmente el cuerpo del durmiente, sin importar su tamaño o su postura de sueño. En nuestras pruebas, este modelo también tiene muy bien rendimiento en términos de independencia de lechos, transpirabilidad y dinamismo.

Como siempre, Emma ofrece la entrega a casa y hasta 100 noches de prueba, con devolución gratuita y reembolso total en caso de insatisfacción. El colchón también está garantizado durante 10 años contra todo defecto de material o de fabricación.

Se recomienda para :

  • Todos las complexiones físicas (pequeñas, medianas y grandes)
  • Todas las posturas para dormir (de lado, boca arriba, boca abajo)
  • Los que buscan el mejor colchón para espalda y cervicales
  • Durmientes que pasan calor por la noche

Ir al fabricante | Leer nuestra opinión sobre Emma Hybrid

Ver el mejor precio

Relación calidad-precio – Liroon Original

RESUMEN
  • Firmeza media alta (6)
  • 100 noches de prueba
  • 10 años de garantía
  • Gran adaptabilidad
  • Muy buena ventilación

colchón liroon

El colchón Liroon Original es el ejemplo perfecto de un buen colchón de látex natural y espuma. Ni demasiado blando ni demasiado firme, se distingue por su gran adaptabilidad y será apreciado por una gran mayoría de durmientes, incluso los más sensibles gracias a sus propiedades hipoalergénicas. Fabricado en España, tiene un precio muy competitivo: sólo 620 € en tamaño 135x190 cm.

El colchón Original de Liroon resulta de la combinación de varias tecnologías innovadoras. Está formado por 3 capas diferentes que juntas alivian eficazmente el dolor de espalda. La primera es de látex natural perforado y termorregulador que distribuye la presión del cuerpo sobre la superficie. La segunda es de Nube Liroon, una espuma viscoelástica patentada por la marca. La tercera es de espuma perfilada HR y sirve de soporte. Con su firmeza equilibrada tirando a alta, este colchón es adecuado para dormir de lado, boca arriba y boca abajo.

El látex natural de células abiertas es suave y transpirable. Junto con la funda, mejora la circulación del aire en el colchón y ofrece una buena ventilación interna. Sigue la capa de espuma de memoria. Mide 4 cm de altura y sigue las curvas del cuerpo, eliminando los puntos de presión. Luego, el núcleo de espuma de alta resiliencia al corte ergonómico cuenta con 5 zonas de confort que brindan el apoyo adecuado a cada parte del cuerpo favoreciendo un descanso placentero sin dolores ni tensiones.

El colchón Liroon Originl tiene un periodo de prueba gratuito de 100 noches y una garantía de 10 años. Gracias a su precio asequible, es una excelente opción para las personas que buscan un colchón barato contra el dolor de espalda.

Se recomienda para :

  • Todos las complexiones físicas (pequeñas, medianas y grandes)
  • Todas las posturas de sueño (de lado, boca arriba, boca abajo)
  • Los que buscan un colchón con excelente relación calidad-precio
  • Durmientes sensibles o alérgicos

Ver el mejor precio

RESUMEN
  • Medio firme (6)
  • 120 noches de prueba
  • 15 años de garantía
  • Excelente soporte perimetral
  • Topper viscoelástico integrado

hypnia bienestar superior

El Hypnia Bienestar Superior es un colchón ortopédico de alta gama muy eficaz contra el dolor de espalda y para prevenir ese tipo de patologías. Se distingue de la competencia gracias a su suspensión de muelles ensacados y su colchoncillo de espuma viscoelástica integrado.

En el núcleo del colchón hay una capa alta de 20 cm de muelles ensacados con 7 zonas de confort optimizadas. Ofrece muy buen soporte para las diferentes partes del cuerpo, incluso en los bordes del colchón. Además, la espuma de soporte y la capa de látex proporcionan apoyo adicional y durabilidad.

La combinación de muelles y látex alivia los puntos de presión y mantiene la columna vertebral bien alineada. El topper de memory Foam integrado proporciona la comodidad adicional necesaria para quienes tienen problemas de espalda y sufren dolores lumbares. La calidad de los materiales utilizados, su grosor (30 cm) y su firmeza superior convierten este colchón en una opción ideal para las personas de mayor complexión. También ofrece una independencia de lechos y una ventilación interna superiores a la media.

Como siempre, Hypnia ofrece la entrega de su colchón Bienestar Superior y 120 noches para probarlo en condiciones reales de sueño. La garantía es válida durante 15 años. Si lo decides devolver, el fabricante lo recupera sin coste adicional y te regresan el pago.

Se recomienda para :

  • Todos los cuerpos (pequeños, medianos, grandes)
  • Dormir boca arriba y boca abajo
  • Los que buscan un colchón de alta gama para el dolor de espalda
  • Camas de matrimonio

Ir al fabricante | Leer nuestra opinión sobre Hypnia

Ver el mejor precio

Firme para la espalda – Emma One

RESUMEN
  • Firme (8)
  • 100 noches de prueba
  • 10 años de garantía
  • Buen soporte en los bordes
  • Bajo transfer de movimiento

emma one colchón

Si te cuesta encontrar un colchón lo suficientemente duro para la espalda, el colchón Emma One puede ser el que estés buscando. Alto de 18 cm, es firme y confortable a la vez por lo que está especialmente indicado para personas de cuerpo mediano a grande que duermen boca arriba o boca abajo.

En la superficie, la funda transpirable seguida de la espuma Airgocell® dan al colchón una sensación suave y dinámica. La combinación de estos dos materiales contribuye a la evacuación del calor y regula la temperatura, al par que facilita el cambio de postura. Luego está la viscoelástica, o espuma de memoria, que ayuda a distribuir los puntos de presión en las zonas más sensibles del cuerpo.

El núcleo del colchón consiste en una base ergonómica de espuma de poliuretano de alta densidad. Esta capa proporciona un soporte firme y progresivo para la columna vertebral, tanto para los más delgados como para los más pesados. Además de garantizar la durabilidad del colchón, también estabiliza la cama mientras duermes, evitando cualquier sensación de balanceo.

En general, el colchón Emma One es eficaz allí donde los colchones más blandos lo son menos: muy buen apoyo en los bordes del colchón, muy buena resistencia al hundimiento tanto para personas pequeñas como grandes, y buen dinamismo. También ofrece una buena independencia de lechos, indispensable cuando se duerme con alguien ya que sus espumas absorben los movimiento y poco los transfieren al otro lado del colchón.

Modelo más barato de la marca, el Emma One tiene es asequible y presenta una relación calidad-precio muy interesante en comparación con sus competidores. Es entregado gratuitamente y viene con una prueba de 100 noches y una garantía de 10 años. La devolución dentro de este periodo siempre es gratis.

Se recomienda para :

  • Cuerpos medianos y grandes
  • Dormir boca arriba y boca abajo
  • Presupuestos ajustados
  • Parejas

Ir al fabricante | Leer nuestra opinión sobre Emma

Ver el mejor precio

Dormir de lado – Marmota

EN RESUMEN
  • Firmeza media (5)
  • 100 noches de prueba
  • 10 años de garantía
  • Ergonómico con zonas de confort
  • Viscoelástica exclusiva

colchón marmota

La marca Marmota ofrece una gama completa de colchones diseñados para satisfacer las necesidades de una gran mayoría de durmientes, independientemente de su postura de sueño o su complexión física.

Como muchos colchones viscoelásticos, el Marmota está compuesto por 3 capas complementarias de espuma, entre las que la famosa Memory Foam patentada por la marca. En la superficie, la funda transpirable 100% ha sido pensada para favorecer la circulación del aire y de la humedad. Luego la visco y la espuma Airsoft brindan un confort a medida y envolvente. De último está la base de apoyo zonificada que garantiza un buen soporte global.

Ni demasiado blando ni demasiado firme, el colchón Marmota Original ofrece suavidad y apoyo, aliviando así el dolor de espalda. La columna se mantiene recta en su posición más natural mientras el colchón se adapta a tu cuerpo y tu posición para aliviar las tensiones en las zonas conflictivas como los hombros y las caderas. Los que duermen de lado apreciarán especialmente este modelo gracias a su capa de espuma viscoelástica y a sus zonas de confort, y las parejas valorarán su buena independencia de lechos con bajo transfer de movimiento.

El colchón Marmota cuenta con servicios anexos de interés: la entrega es gratuita en toda la península y lo puedes probar durante 100 noches a gusto en tu casa. En caso de insatisfacción, la devolución queda a cargo del fabricante. La garantía es válida durante 10 años.

Se recomienda para :

  • Todos los usuarios (hasta 95 kg)
  • Todas las posturas de sueño (de lado, boca arriba, boca abajo)
  • Los que buscan un colchón viscoelástico para la espalda
  • Las parejas

Ver el mejor precio

Dormir boca arriba – Morfeo

RESUMEN
  • Firmeza media alta (7)
  • 100 noches de prueba
  • 10 años de garantía
  • Ventilación extra y buen rebote
  • Con micromuelles ensacados

colchón morfeo

Fabricado en España, el colchón Morfeo resulta de la superposición ergonómica de 6 capas de confort y soporte. Mide 26 cm y su construcción híbrida de espuma y muelles le permite ofrecer el apoyo adecuado para dormir boca arriba y boca abajo sin crear tensiones físicas. En concreto, respeta la posición natural de descanso de la columna para un sueño sin dolores.

La parte superior del colchón cuenta con dos capas de espuma viscoelástica intercaladas por dos capas de espuma. La espuma con memoria tiene la capacidad de amoldarse a tu cuerpo, de modo que distribuye el peso del cuerpo por toda la superficie y alivia los puntos de presión. Debajo, los micro-muelles ensacados individualmente brindan el soporte adecuado para tu espalda ya que son de adaptación gradual y de alta precisión. Por último, el núcleo del colchón es de espuma HR que aparte de brindar firmeza al conjunto, obra a la estabilidad del colchón y aumenta su vida útil.

El colchón Morfeo es también una excelente opción para las parejas. Las espumas absorben el movimiento, permitiendo que dos personas duerman juntas sin despertarse por la noche a causa de los movimientos del otro. Además, este colchón se caracteriza por una ventilación superior a la media para un modelo con espuma de memoria.

El colchón Morfeo es un colchón de gran calidad e innovador, pero sigue siendo asequible. La entrega es gratuita y tienes hasta 100 noches para ver si te conviene. En caso de insatisfacción, la devolución se hace sin coste adicional antes reembolso total. La garantía es válida durante 10 años.

Se recomienda para :

  • Todas las complexiones físicas
  • Dormir boca arriba y boca abajo
  • Los que quieren un colchón fresco para la espalda
  • Las parejas, incluso con pesos dispares

Ver el mejor precio

De látex natural – Kipli

RESUMEN
  • Dos caras y dos firmezas (4 y 6)
  • 100 noches de prueba
  • 10 años de garantía
  • Zonas de apoyo diferenciadas
  • Buena transpirabilidad

colchón kipli

El colchón Kipli es un colchón de látex natural saludable y duradero. Reversible, consta de dos capas de látex natural 100%  con un nivel de firmeza diferente en cada lado. Gracias a esta innovadora construcción, puedes elegir entre un confort suave y acogedor en una cara, o una acogida más firme en la otra.

El lado más blando (4/10) es de látex Dunlop. Suave, sigue los contornos del cuerpo y reduce los puntos de presión, sin dejar de ser dinámico. Es una superficie de descanso especialmente ajustada para los durmientes de cuerpo pequeño. El lado más firme (6/10), hecho de látex de alta densidad con 7 zonas de confort, garantiza un apoyo eficaz y específico para cada parte del cuerpo por lo que conviene a todos los usuarios ya que según su complexión o su postura de sueño favorita, la acogida, el confort y el apoyo son siempre adecuados.

El colchón Kipli también es apreciado por su transpirabilidad. Esto se debe a las propiedades termorreguladoras del látex natural que mantiene el colchón fresco. El uso de una funda exterior de algodón orgánico y Tencel, un material ecológico hecho de pulpa de madera, junto con el relleno de lana aumentan su buena transpiración.

Kipli te permite probar tu colchón en casa durante 100 noches, en condiciones reales de sueño, y la entrega es gratuita. En caso de insatisfacción, el fabricante se hace cargo de la devolución sin coste adicional. El colchón tiene una garantía de 10 años contra los defectos de fabricación.

Se recomienda para :

  • Todos los cuerpos (pequeños, medianos y grandes)
  • Todas las posiciones de descanso (de lado, boca arriba, boca abajo)
  • Los más calurosos
  • Aliviar los puntos de presión

Ir al fabricante | Leer nuestra opinión sobre Kipli

Ver el mejor precio

Resumen de los mejores colchones para la espalda 2022

Colchón Mejor Composición Precio
Emma Hybrid Opción 2022 Espuma Airgocell®, espuma con memoria, 522 muelles ensacados, espuma fría HRX 899€
Liroon Calidad-precio Látex natural 100% perforado, espuma viscoelástica Nube Liroon, espuma perfilada MDI HR 620€
Hypnia Alta gama Espuma viscoelástica 85kg/m³, látex natural micro-perforado, muelles ensacados 679€
Emma One Firme Espuma Airgocell®, espuma viscoelástica, espuma de soporte HRX 399€
Marmota De lado Espuma viscoelástica exclusiva, espuma Airsoft, espuma de alta resiliencia 653€
Morfeo Boca arriba
Espumas viscoelásticas, espumas HR, micro muelles ensacados
729€
Kipli Látex natural Látex 100% natural Dunlop 85kg/m³, Látex 100% natural Dunlop 65kg/m³ 1299€

Los precios indicados corresponden a colchones para la espalda de tamaño 135x190 cm.

¿Cómo elegir un colchón para el dolor de espalda?

Cuando padecemos dolores de espalda, la elección del colchón adecuado es esencial. De él depende la calidad del descanso muscular ya que en caso de dolencias dorsales, los músculos están constantemente contraídos. Así que tu colchón debe contribuir a relajarlos durante la noche. Por el contrario, un colchón inadecuado puede agravar el dolor y provocar una tensión adicional. Entonces, ¿qué colchón es mejor para el dolor de espalda?

En esta guía, descubre todo lo que necesitas saber para comprar un buen colchón ortopédico: firmeza, soporte, posición para dormir, tipo de colchón, materiales utilizados... cubrimos todos los criterios para que puedas hacer la elección correcta para tu espalda y tu descanso. Empecemos.

  1. Dolor de espalda y sueño
  2. Diferentes tipos de dolor de espalda
  3. Impacto de la postura de sueño
  4. Criterios para elegir un colchón para la espalda
  5. ¿Qué tipo de colchón es mejor para el dolor de espalda?
  6. ¿Cómo aliviar el dolor de espalda sin arruinarse?
  7. FAQ sobre los colchones para la espalda

 

Dolor de espalda y sueño

En España, se estima que el 80% de la población sufrirá dolores de espalda al menos una vez en su vida. Estos dolores afectan a nuestra actividad diaria – como caminar, sentarse o trabajar – pero también puede impedirnos dormir bien.

Varios estudios han demostrado una alta prevalencia de trastornos del sueño en pacientes con dolor de cuello, lumbares y espalda, tanto agudo como crónico. El dolor también puede contribuir al estrés, la depresión y la ansiedad, y puede ser difícil de superar.

Muchas personas con dolor de espalda tienden a experimentar un sueño fragmentado. Además, resulta difícil volver a dormirse cuando empiezan los dolores. En caso de dolencias puntuales o crónicas, lo primero que hacer es consultar a un profesional de la salud.

Sin embargo, sencillas acciones diarias pueden ayudar a prevenir el dolor de espalda tanto en el trabajo como en el hogar. Según el doctor Alfonso Vidal Marcos, "los hábitos son importantes para mantener la salud y prevenir la enfermedad. En este punto la ergonomía adquiere especial interés". Conocer las posturas correctas puede salvar la espalda de forma espectacular. También, es esencial adaptar el entorno de trabajo, levantar objetos de manera adecuada, mejorar la condición física luchando contra el sedentarismo, controlar el peso y el estrés. Por fin, descansar en un colchón adaptado, no sólo aliviará tu espalda pero te ayudará a disfrutar de un sueño más reparador.

 

Diferentes tipos de dolor de espalda

El dolor de espalda puede manifestarse de muchas maneras y tener distintas causas. Agudo, es de corta duración y puede remitir a los pocos días. Pero también puede ser de larga duración y convertirse en dolor crónico (más de tres meses).

El dolor de espalda agudo se manifiesta como un dolor repentino e intenso, generalmente de corta duración. En muchos casos, está directamente relacionado con un evento concreto, como una caída, un movimiento erróneo o un esfuerzo al levantar objetos. Este tipo de dolor suele estar causado por una lesión en los músculos y/o en los ligamentos.

El dolor de espalda se dice crónico cuando el dolor ha durado tres meses o más. Se declara tanto como un dolor agudo, una rigidez o un dolor sordo. Puede estar relacionado con una lesión anterior, pero a menudo no tiene causa específica o inmediata.

Otra forma de clasificar el dolor de espalda se basa en la zona afectada. Diferenciamos tres tipos de dolores: el dolor lumbar, el dolor dorsal y el dolor cervical. Explicaciones.

 

Dolor lumbar

La lumbalgia, o "lumbago", es la forma más común de dolor de espalda y no suele ser grave. La lumbalgia afecta a la región lumbar, es decir, a las cinco vértebras más bajas (L1-L5) de la columna vertebral. La Organización Mundial de la Salud (OMS) a podido establecer que "el dolor lumbar es la causa principal de vivir con discapacidad durante años", no solo en España pero en el mundo entero.

La lumbalgia, que va de una molestia moderada a un dolor intenso, puede tener varias causas y tiene que ver con lesiones en los músculos, tendones, ligamentos huesos o discos de la parte baja de la espalda. Suelen resultar de un esfuerzo excesivo, un movimiento repentino o extremo, o una postura mantenida durante demasiado tiempo. Según el estudio sobre el impacto poblacional del dolor lumbar en España publicado en Elsevier, el 85% de los casos, la lumbalgia evoluciona favorablemente ya que en un plazo de 4 a 6 semanas, el dolor tiende a desaparecer.

La zona lumbar tiene una mayor curvatura, torsión y amplitud de movimiento que otras partes de la espalda. Es la que sostiene gran parte de peso superior del cuerpo. Como resultado, es más vulnerable a las lesiones relacionadas con el movimiento y la postura, incluida la postura de sueño.

Por ejemplo, si un colchón no brinda suficiente apoyo, la parte inferior de la espalda puede torcerse, doblarse o adoptar una forma poco natural. Del mismo modo, si se duerme en un colchón blando o desgastado, las caderas pueden hundirse demasiado y desalinearse con la zona lumbar. Cuando tal posición se mantiene durante un periodo prolongado de tiempo durante la noche, puede contribuir directamente a los dolores de espalda.

 

Dolor dorsal

El dolor de espalda media, o dorsalgia, es mucho menos común que el dolor de espalda baja, o lumbago. Se trata de un dolor localizado en las doce vértebras de la espalda, denominadas D1 a D12, entre el cuello y la zona lumbar, el más frecuente situándose entre los omóplatos. Menos móvil que las vértebras cervicales o lumbares, la anatomía de esta zona favorece la estabilidad más que la flexibilidad. Esto reduce la propensión a lesionarse con el movimiento, a diferencia de la zona lumbar.

Puede estar causada por muchas cosas, como una caída, un esfuerzo repentino o una postura prolongada. También puede estar causada por problemas subyacentes graves, como tumores o problemas orgánicos. Si el dolor de espalda se produce de forma repentina o frecuente y sin motivo aparente, es importante consultar a un médico para que investigue la causa.

La tensión y el dolor en la parte media de la espalda también pueden estar causados por una mala postura o por la falta de apoyo de la columna vertebral. Dada la cantidad de tiempo que se pasa tumbado por la noche, un mal colchón puede ser un factor que contribuya a ello.

 

Dolor cervical

El dolor cervical, o cervicalgia, es un dolor en la zona cervical de la columna, es decir, en el cuello. Es muy común y puede interferir con la libertad de movimiento, pero suele desaparecer en unos días o semanas. Las cervicales son junto con los lumbares, la zona más móvil de la columna, y llega de segunda en términos de frecuencia de dolencias dorsales.

Las causas del dolor de cuello son múltiples: malas posturas durante la noche o en el trabajo, traumatismos o artritis, etc. Suele manifestarse con dificultades en movilizar el cuello, dolores de cabeza o cefaleas, y sensación de rigidez en la nuca. Sin embargo, ocurre que se extienda al resto de la espalda, los brazos, o la cabeza.

En caso de dolor localizado en el cuello, la elección de la almohada es muy importante. Para reducir la tensión, la almohada debe proporcionar un apoyo suficiente para mantener el cuello alineado con la columna vertebral y las caderas. Otros factores son la edad, el nivel de actividad física y las lesiones previas a la aparición del dolor.

 

Impacto de la postura de sueño

La posición en la que duermes también puede influir en el dolor de espalda. Tanto si duermes de lado, como boca arriba o boca abajo, ciertas zonas de tu cuerpo ejercen más presión sobre el colchón. Y cuando la presión es demasiado fuerte, se corre el riesgo de desarrollar o agravar el dolor de espalda. Por lo tanto, es esencial elegir un colchón que se adapte a tu posición para dormir.

 

Dormir boca arriba

Boca arriba, los puntos de presión se concentran principalmente en la zona lumbar. Si el colchón es demasiado blando, el abdomen puede hundirse demasiado, distorsionando la columna vertebral y provocando dolores. Por el contrario, un colchón demasiado duro también provocará dolor de espalda, ya que la columna vertebral en forma de S no se hundirá lo suficiente en el colchón. Un colchón demasiado firme también causará dolor porque los músculos estarán comprimidos. En esta posición, se recomienda un colchón de firmeza media (6) a firme (8), para que la pelvis y las caderas puedan hundirse ligeramente y seguir manteniéndose en su sitio.

 

Dormir de lado

Si nunca te sientes tan bien como de lado, tus hombros y caderas no pueden decir lo mismo. En esta posición, el peso se concentra en estas partes del cuerpo – especialmente los hombros – lo que puede provocar dolores al levantarse. Para optimizar la posición, el colchón debe proveer suficiente apoyo para aliviar estos puntos de presión. Pero tampoco debe ser demasiado blando, ya que puede aumentar la torsión de la columna vertebral y provocar dolores de espalda. Como regla general, se recomienda un colchón de firmeza de 4 a 6 para dormir de lado.

 

Dormir boca abajo

Dormir boca abajo puede provocar dolores lumbares a largo plazo. En la posición de decúbito prono, un colchón demasiado blando aumenta la lordosis fisiológica, es decir, acentúa el hueco entre las costillas inferiores y la pelvis, lo que provocará una presión sobre los discos vertebrales, las vértebras lumbares y el sacro. Además, la cabeza se gira hacia un lado, lo que supone una tensión en las cervicales. Y si la almohada es demasiado gruesa, las vértebras cervicales se rompen aún más, la cabeza estando como levantada. En esta posición, es mejor dormir sobre un colchón firme y una almohada extraplana, o incluso sin almohada.

Consejo de experto: El peso corporal es un factor a tener en cuenta. Las personas más pesadas se hundirán más en su colchón, lo que puede torcer la columna vertebral. Estos durmientes suelen necesitar un colchón más firme que otros. Por el contrario, una persona delgada ejerce menos presión sobre su cama. Por lo tanto, el colchón puede ser más blando.

Criterios para elegir un colchón para la espalda

A la hora de elegir un colchón, los que padecen dolor de espalda deben prestar más atención a ciertos criterios que a otros. Siguiendo estas 3 reglas, podrás encontrar muchos modelos compatibles con tus necesidades y excelentes para tu espalda:

  • El nivel de firmeza: Elegir la firmeza adecuada del colchón es esencial contra el dolor de espalda. Independientemente del tipo de cuerpo o de la postura de sueño, un buen colchón contra el dolor de espalda debe reducir los puntos de presión y, sobre todo, ofrecer un soporte óptimo para la columna vertebral.
  • Zonas ergonómicas: Cuantas más zonas de confort tenga un colchón, mejor se adaptará a tu cuerpo. Las diferentes zonas distribuyen la presión de manera uniforme y mantienen la columna vertebral en su alineación natural en todo momento, independientemente de la posición de descanso.
  • Materiales duraderos: Si tienes problemas de espalda, es necesario elegir un colchón compuesto por materiales de calidad. Esto te garantiza una mayor durabilidad y un soporte que se mantendrá inalterado con el paso del tiempo.

 

¿Qué tipo de colchón es mejor para el dolor de espalda?

Viscoelástica, espuma, muelles ensacados, látex... Aunque algunos materiales son más eficientes que otros para prevenir el dolor de espalda, la elección de la tecnología es muy subjetiva. Cada tipo de colchón tiene sus propias características, y ninguno es everdaderamente superior a otro. Sin embargo, hay diferencias fundamentales entre ellos. Comprenderlas te ayudará a elegir el colchón adecuado para aliviar tus dolores lumbares, dorsales o cervicales. Esto es lo que hay que saber.

 

Colchones híbridos

Los colchones híbridos combinan la suspensión de muelles ensacados con capas de confort de espuma, de látex o de viscoelástica. Estas últimas suelen ser más gruesas que las de colchón de muelles tradicional. La combinación de diferentes materiales proporciona tanto comodidad como apoyo. Las capas de confort ofrecen una suave acogida y alivian los puntos de presión, mientras que los muelles brindan un soporte firme y una óptima transpiración. Cada vez más populares, salen con frecuencia más colchones de muelles híbridos.

 

Colchones de muelles

Fabricados desde el siglo XIX, los colchones de muelles siguen siendo muy vendidos hoy en día. La composición de un colchón de muelles es sencilla, una suspensión de muelles unida a un relleno de algodón, de poliéster o de espuma. Esta última capa suele ser bastante fina y no afecta significativamente a la comodidad. Ya sean muelles de bolsillo, muelles bicónicos o muelles continuos, su popularidad se debe en gran medida a su excelente dinamismo y transpirabilidad.

 

Colchones de espuma

Es la tecnología más común en el mercado actual. Este tipo de colchón está formado por una o varias capas de espuma. Considerados a menudo como productos baratos, los colchones de espuma han progresado mucho en los últimos años. Este es el caso de la espuma de alta resiliencia, que está mejor ventilada y es más duradera.

 

Colchones de látex

Los colchones de látex están hechos de látex natural o sintético, o de una mezcla de ambos. Son conocidos por su durabilidad y su elasticidad, ya que se ajustan al cuerpo. Sin embargo, no se adaptan al cuerpo tan bien como la espuma de memoria. Su durabilidad es tal, sobre todo cuando la densidad es alta, que se recomiendan especialmente para personas de complexión alta y fuerte.

 

Colchones viscoelásticos

Los colchones viscoelásticos están hechos de espuma Memory Foam. Este tipo de colchón reacciona al calor del cuerpo y se ablanda gradualmente para adaptarse a las curvas anatómicas. Se amolda a la forma de tu cuerpo y a las diferentes posiciones que adoptas durante la noche. Gracias a su exclusivo efecto envolvente, ofrece un excelente confort para dormir y alivia los puntos de presión, especialmente si se duerme de lado.

 

¿Cómo aliviar el dolor de espalda sin arruinarse?

Cuando se sufre de dolor de espalda, las noches están dificultadas y el descanso amenazado. Y aunque un buen colchón garantiza una mejor calidad de sueño, el coste del mismo suele representar una inversión consecuente en tu presupuesto. Tranquilo, te tenemos una buena noticia: hay varias formas de mejorar tus noches y tu cama a bajo coste.

 

Comprar online

Para encontrar un colchón más barato, te recomendamos que lo compres por Internet. Si estás acostumbrado a elegir tu colchón en una tienda física, comprarlo online ofrece muchas ventajas.

También conocidas como "directas al consumidor", las marcas de colchones online aprovechan Internet para vender a los consumidores sin pasar por los minoristas y sin tener intermediarios. Al favorecer un canal de distribución corto y reducir sus costes logísticos, sus modelos tienen un precio muy inferior al de las tiendas físicas, para una calidad idéntica. Además, la competencia entre tiendas y comercios online genera ofertas más interesantes para los compradores.

Comprar un colchón en línea es más barato y cómodo. No tienes que preocuparte de elegirlo en la tienda. Puedes comparar las características de cada modelo sin ninguna presión de vendedores a veces poco escrupulosos. En cambio, en una tienda, tu elección se limita a las referencias disponibles en stock.

Cuando compras por Internet, no puedes probar tu nuevo colchón hasta que lo recibes. Sin embargo, todas las mejores marcas online ofrecen una prueba de 100 noches en casa, con devolución y reembolso gratuitos si no estás satisfecho. Esto significa que puedes probar tu colchón con serenidad en condiciones reales durante varias semanas o incluso meses, en comparación con unos pocos minutos en la tienda. Además, casi todos los colchones online vienen con una garantía de al menos 10 años, lo que es más raro cuando se compra en tiendas.

Entregado gratuitamente y en pocos días, las preocupaciones por el tamaño y el peso de un producto tan grande ya no son un problema. El colchón se entrega enrollado y comprimido en una caja compacta. Una vez desembalado, vuelve a su forma original en pocas horas.

La última ventaja es que hay muchos recursos en Internet para ayudarte a tomar la decisión correcta. Antes de la llegada de Internet, era casi imposible obtener datos precisos sobre las prestaciones y el rendimiento de los colchones que se venden en las tiendas. Ahora puedes confiar en las opiniones de los clientes y en los sitios de comparación, como Sleeps.es, para tomar la mejor decisión. También encontrarás muchos descuentos para conseguir el mejor precio posible.

Con un precio atractivo, un periodo de prueba de varios meses en casa y la entrega gratuita, comprar un colchón en línea tiene todas las ventajas y ya ha conquistado a cientos de miles de consumidores en España.

 

Invertir en un topper de colchón

Si sufres de dolor de espalda, un topper de colchón puede optimizar tu comodidad a un bajo coste. Este accesorio de cama bastante fino – de entre 4 y 8 cm de grosor – puede colocarse encima de tu colchón para proporcionar una sensación más suave o más firme sin cambiar de colchón.

La mayoría de los sobrecolchones están hechos de materiales sintéticos, como la espuma viscoelástica y el látex, o de materiales naturales, como el plumón y las plumas, o una mezcla de ellos. La espuma memoria es uno de los materiales más populares por sus propiedades viscoelásticas, que alivian el dolor en los hombros, las caderas y la región lumbar.

Una de las principales ventajas del topper de colchón es que modifica la firmeza y/o reduce los puntos de presión. Si sufres dolores de espalda, este accesorio puede marcar una diferencia significativa y mejorar tus noches.

Pero aunque el uso de un topper para colchones tiene muchas ventajas, también hay algunas desventajas que hay que tener en cuenta antes de comprarlo. Para que sea realmente eficaz, un sobrecolchón debe tener al menos 5 cm de grosor, y los modelos de gama alta pueden costar cientos de euros.

A pesar de todas sus ventajas, un sobrecolchón no proporcionará tanta comodidad como un colchón nuevo. Esto se debe a que un colchón es una construcción compleja donde las diferentes capas se superponen y están diseñadas para trabajar juntas. Al añadir un topper, algunos materiales pueden perder su calidad, como la visco.

Un sobrecolchón es más fino que un colchón y, por lo tanto, se desgasta más rápidamente, sobre todo si es fino o está fabricado con materiales de baja calidad. El riesgo de desgaste prematuro también es más problemático para las personas más pesadas.

Por último, si tu colchón está envejeciendo y se está hundiendo, añadir un topper no ayudará, ya que este acabará hundiéndose también. Por lo tanto, un sobrecolchón es una buena idea cuando el colchón es nuevo y te das cuenta de que habría sido mejor optar por un confort más firme o más suave.

 

Cambiar de posición para dormir

Adoptar determinadas posturas para dormir también puede reducir el dolor de espalda. Si duermes boca arriba o boca abajo en un colchón blando, y no tienes presupuesto para comprar una cama nueva, puedes intentar dormir de lado. Esta es la posición ideal para el dolor de espalda, ya que supone la menor tensión para la columna vertebral. En esta posición, es aconsejable colocar una pequeña almohada entre las piernas para evitar que la pelvis se vaya hacia delante.

Dormir boca abajo es la peor posición para la columna vertebral, ya que genera mucha tensión articular y muscular en el cuello y la parte superior de la espalda. Los expertos recomiendan evitar esta posición durante largos periodos de tiempo e intentar dormir de lado o boca arriba.

Para las personas con dolor de espalda agudo, cambiar temporalmente de postura puede reducir la tensión en las zonas dolorosas. Por ejemplo, las personas con lumbalgia que están acostumbradas a dormir boca arriba o boca abajo pueden probar a dormir de lado durante un tiempo.

Sin embargo, cambiar el postura de sueño puede ser complicado. Después de pasar muchos años de su vida durmiendo de una manera determinada, algunas personas son incapaces de dormir de otra manera, y rápidamente vuelven a su antigua posición de descanso. En este caso, es más probable que otros enfoques sean beneficiosos a largo plazo.

 

Adaptar la cama y los accesorios

Además del colchón, otros accesorios pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda. Cambiar las almohadas y la base de cama es una forma eficiente de mejorar tus noches sin arruinarte. Por lo general, se recomienda cambiarlos al mismo tiempo que el colchón para lograr un confort óptimo.

 

Elegir la almohada adecuada

La elección de la almohada es crucial para prevenir y aliviar el dolor de espalda y de cuello. Al acostarse, no se debe forzar la espalda y se debe respetar la curva cervical. Una buena almohada tiene que adaptarse a tu cuello, proporcionando un apoyo y una alineación óptimos durante toda la noche.

Independientemente de la posición en que se duerma, la almohada debe llenar principalmente el hueco del cuello. Por eso es tan importante la elección del grosor. Si pasas la mayor parte de las noches boca abajo, es mejor que elijas una almohada extraplana, o que no utilices ninguna. En cambio, si estás de lado, debes elegir una almohada más gruesa que llene el espacio vacío entre la cabeza y el hombro.

Además de la posición de descanso, la firmeza del colchón también desempeña un papel importante en la elección de la almohada. Las siguientes tablas le ofrecen toda la información que necesitas conocer.

Postura de sueñoGrosor de almohada recomendado
Boca arribaMedio
De ladoMedio a grueso
Boca abajoPlano o extraplano
Firmeza del colchónGrosor de almohada recomendado
Blanda – Medio blandaFino
EquilibradaMedio
Medio firme – FirmeGrueso

Para reducir el dolor de espalda, las almohadas también pueden utilizarse para apoyar otras partes del cuerpo además de la cabeza y las cervicales.

  • De lado, puedes colocar una pequeña almohada entre las rodillas. Esto mantiene la pelvis recta, aliviando la tensión ejercida sobre la columna vertebral.
  • Boca arriba, puedes añadir una pequeña almohada debajo de las rodillas, que te ayudará a mantener una curvatura más natural de la zona lumbar.
  • Boca abajo, puedes aliviar la tensión dorsal teniendo una almohada relativamente plana en la parte inferior del abdomen, lo que evita que la espalda se ahueque. Al elevar ligeramente la pelvis, la columna vertebral queda más o menos horizontal.

 

Elegir la base de cama adecuada

La base de cama también desempeña un papel importante en la sujeción del cuerpo. Complementa el colchón, que absorbe los movimientos, el somier los amortigua. Se calcula que la base representa el 30% del soporte que proporciona la cama. Por lo tanto, el dolor de espalda por la mañana puede ser provocado o agravado por un somier que no está adaptado a tu postura de sueño o complexión.

Entre las varias opciones disponibles en el mercado de las bases y camas, la cama articulada, o eléctrica, es ideal para los problemas de espalda. Dispone de varios planos de descanso y se ajusta a la posición de la persona para proporcionar un apoyo óptimo en todo momento. Algunos modelos tienen funciones de calefacción o de masaje, que pueden ser útiles cuando se padecen dolores de espalda.

Tanto si es eléctrico como si no lo es, debe elegir tu base de cama, canapé o somier con cuidado. En general, las marcas indican qué tipos de bases son compatibles con sus colchones. También se pueden mencionar otros criterios, como la distancia entre las láminas, más allá de la cual el colchón se dañaría demasiado rápido. Ten en cuenta que a menudo es necesario utilizar un somier adecuado, y en buen estado, para beneficiarse de la garantía del colchón.

 

FAQ sobre colchones para la espalda

Para terminar esta guía, nuestro equipo ha seleccionado las preguntas más frecuentes a la hora de comprar un colchón para el dolor de espalda. Aquí están nuestras respuestas.

El colchón ideal para el dolor de espalda depende del tipo de cuerpo y de la postura de sueño. Hay buenos modelos para la espalda, independientemente de la tecnología utilizada. Sin embargo, muchos durmientes consideran que los colchones híbridos juntado varios materiales como los muelles y la visco son los más eficaces contra el dolor de espalda, sobre todo gracias a su suavidad y apoyo firme.

En un colchón de muelles híbrido, la suspensión de muelles ensacados asegura una mejor alineación de la columna vertebral que los muelles convencionales, especialmente cuando están zonificados. Las capas superiores de espuma o látex proporcionan suavidad y comodidad para aliviar los puntos de presión.

Como las causas del dolor de espalda son múltiples, a menudo resulta difícil averiguar cuál es el origen del problema. Si el dolor lumbar, dorsal o cervical se produce por la noche o al despertar, puede deberse a una mala postura al dormir, a tu colchón o a otros problemas relacionados con el sueño.

Sin embargo, hay algunas pistas para saber si tu colchón está contribuyendo a tu dolor. ¿La forma más fácil? Comprueba si el dolor aparece al levantarte y luego disminuye durante el día. Si es así, es muy probable que tu colchón esté participando en tus dolores.

Un colchón demasiado viejo se hunde y ya no proporciona el apoyo necesario, lo que puede causar dolores durante la noche o al despertarse. De hecho, dormir en un colchón desgastado supone un mayor esfuerzo para los discos vertebrales y las articulaciones.

Por último, si tu colchón es nuevo, o está en buen estado, pero sufres dolores de espalda, el problema puede residir en su firmeza. Si es demasiado blando o demasiado duro, tu colchón puede sensibilizar tu espalda, o hasta estar causando el problema. En este caso, un topper de colchón es una buena idea.

Si padece dolores lumbares, lo mejor es elegir un colchón con una superficie suave y un apoyo firme. Un modelo híbrido o de muelles ensacados con zonas ergonómicas diferenciadas aliviará el dolor lumbar, evitando comprimir las caderas y los hombros.

Las mejores posiciones para aliviar el dolor de espalda son de lado o boca arriba. Si duermes de lado, puedes colocar una almohada entre las rodillas para alinear el fémur con la pelvis y aliviar la columna. Del mismo modo, puedes colocar una almohada debajo de las rodillas cuando duermes boca arriba para que la columna vertebral descanse en su posición más natural.

Existe la idea errónea de que un colchón firme es bueno para la espalda. En realidad, como todos los durmientes, las personas con dolencias de espalda deben elegir un nivel de firmeza adaptado a su complexión. Si pesas menos de 60 kg, es mejor elegir un colchón blando y flexible. Por encima de 100 kg, conviene elegir un colchón de bastante a muy firme.

La evaluación de la firmeza es muy subjetiva, pero puede medirse por la forma en que el colchón se comprime bajo el peso del durmiente. El colchón adecuado debe ser capaz de seguir los movimientos y contornos del cuerpo, sin ser demasiado rígido, lo que podría provocar dolores de espalda y una presión excesiva sobre las caderas y los hombros.

Siguiendo Mila Chacón Alves:

Mila es la responsable de la versión española de Sleeps. Apasionada por el bienestar y el bien dormir, es también la principal editora a cargo del contenido.