¿Es bueno dormir sin almohada?

CON No hay comentarios

Se da por sentado que la almohada es fundamental en nuestro descanso. Diseñada para apoyar la cabeza, es un aliado clave del buen reposo físico. Sin embargo, los hay que afirman que dormir sin almohada previene las arrugas, mejora la salud del cabello y reduce el dolor cervical. En este artículo, descubre cuáles son las ventajas y los inconvenientes de dormir sin almohada, quiénes son los que más ganan en prescindir de ella y consejos para estar cómodo cuál sea tu preferencia.

dormir sin almohada

¿Qué beneficios tiene dormir sin almohada?

Entonces, ¿es bueno dormir sin almohada o no? En algunos casos, sí. Aunque los estudios actuales sobre el tema son pocos, dormir sin almohada podría reducir el dolor cervical y el dolor de espalda, especialmente cuando se duerme boca abajo. Abajo, te listamos los supuestos beneficios de dormir sin almohada.

 

Mejora la postura

Dormir sin almohada es la forma más natural de descansar. Incluso, es algo que hacemos desde que nacimos y los niños menores de 3 años deben dormir sin ella. No obstante, hay que tener en cuenta que cada posición de sueño (boca arriba, boca abajo y de lado) tiene sus particularidades e influye en la postura que adopta tu cuerpo en reposo. Entonces, ¿por qué dormir sin almohada? ¿Y en qué posición?

Dormir boca abajo implica girar la cabeza hacia un lado. Esta postura ejerce una presión sobre las cervicales, que puede verse amplificada con almohada. De hecho, muchas personas que duermen boca abajo se sienten más cómodos sin ella.

Las personas que duermen de lado o boca arriba suelen necesitar una almohada para mantener la correcta alienación de la columna vertebral, el cuello y la cabeza. Los durmientes que más necesitan una almohada son los que duermen de lado. Esta posición crea un espacio hueco entre la cabeza y el colchón por lo que requiere una almohada gruesa para mantener la cabeza, la nuca y la columna derechos y evitar tensiones en los hombros.

Al dormir boca arriba, la presión sobre el cuello es mínima. Sin embargo, hay un pequeño espacio entre tu cuello y el colchón. Por lo tanto, se recomienda dormir con una almohada de tamaño medio.

Bueno saberlo: Si prefieres estar sin almohada, es imprescindible tener un colchón de muy buena calidad, de lo contrario corres el riesgo de sufrir dolores lumbares y cervicales.

Reduce el dolor de espalda y el dolor de cervical

¿Dormir sin almohada es bueno para la salud? Considerado «el mal del siglo», el dolor de espalda puede ocurrir durante la noche o al despertar. Para combatir este dolor, las personas con dolor de cuello pueden intentar dormir sin almohada.

Aunque las investigaciones son limitadas, hay informes y testimonios que demuestran que dormir sin almohada puede ayudar a reducir el dolor de cuello y de espalda. Los que duermen boca abajo son los que más beneficiarán de un sueño sin apoyo ya que la posición del cuello favorece una mejor alineación de la columna vertebral.

Estar acostado durante largos periodos de tiempo puede ocasionar tensiones físicas. Las almohadas han sido diseñadas para reducir localmente estas tensiones proporcionando un apoyo cómodo para la cabeza. Es decir que su soporte alivia la presión el la zona cervical y endereza la columna vertebral.

A pesar de ello, hay casos en que la presencia de una almohada puede tener el efecto contrario. Muchas personas que duermen boca abajo no utilizan almohada. De hecho, la ventaja de dormir sin almohada sólo se encuentra verdaderamente en esta posición. El colchón proporciona una superficie plana que favorece la alineación de la columna vertebral y es suficiente para aliviar el dolor de cuello y espalda.

Bueno saberlo: Los que tienen un colchón blando y duermen boca arriba pueden comprobar que el cuerpo adopta de forma muy natural una posición cómoda sin almohada. La suavidad del colchón permite dejar la cabeza y el cuello más altos que el resto del cuerpo.

Menos arrugas y problemas de la piel

No hay muchos estudios científicos sobre este tema, pero algunas investigaciones sugieren que existe una relación entre las almohadas y la formación de arrugas. Esto se debe a que la almohada presiona directamente contra la cara. Esto forma más marcas en la piel que si estuvieras acostado directamente sobre el colchón. Por supuesto, dormir boca arriba es la forma más eficaz de prevenir las arrugas, ya que la cara no entra en contacto con la almohada o el colchón.

Las personas con acné también se ven afectadas. Con una almohada, la piel está constantemente en contacto con un material que no le permite respirar. Si no puedes vivir sin tu almohada, lavar la funda con frecuencia puede ayudar a reducir el acné.

También hay teorías de que las almohadas dañan el cabello. Parece que las fundas de almohada de algodón crean más fricción y absorben los aceites destinados a proteger el cabello. Para contrarrestar este efecto, puede optar por una funda de almohada de seda que es más suave.

 

Posibles desventajas de dormir sin almohada

¿Es malo para la salud dormir sin almohada? Hay pocos estudios científicos que establecen los efectos de dormir sin almohada. Sin embargo, hay algunas certezas sobre las desventajas que hay que tener en cuenta antes de prescindir de ella.

Primero que todo, recuerda que la elección de dormir con o sin almohada es propia y si existen casos en los que dormir sin almohada es preferible también hay situaciones en las que conviene quedársela. Dormir con almohada puede ser útil para las personas que sufren acidez o apnea del sueño. La almohada también ayuda a mantener una postura más saludable al dormir y a reducir tanto el dolor de espalda como el dolor de cuello. Ahora, ¿qué pasa si se duerme sin almohada?

 

Mala postura de sueño

Para la mayoría de los durmientes, prescindir de una almohada puede afectar la postura de sueño del cuerpo. De nuevo, esto depende de la posición en la que te gusta dormir. Si te acuestas boca arriba sin almohada, la cabeza y el cuello se inclinan ligeramente hacia abajo, lo que ejerce presión sobre el cuello. Del mismo modo, dormir de lado sin almohada puede estirar demasiado el cuello. Esta posición hace casi imposible alinear la columna vertebral correctamente.

La única excepción a esta regla son las personas que duermen boca abajo. Dormir con una almohada extraplana o sin almohada alinea la cabeza y el cuello con el resto de la columna vertebral lo que contribuye a reducir dolores y tensiones.

 

Dolores de espalda y de cuello

Abandonar la almohada puede provocar o empeorar el dolor cervical. La mayoría de las personas que duermen de lado o boca arriba cuando lo hacen sin almohada suelen sentir dolores en la columna, desde la nuca hasta el cóccix. Dormir en estas posturas hace que el cuello se estire demasiado. No utilizar una almohada también puede provocar dolores de cabeza, debido a la tensión ejercida sobre ella.

Las personas que duermen boca abajo también pueden experimentar dolor de cuello. Girar la cabeza hacia un lado ejerce presión sobre las vértebras cervicales. Según el Instituto Europeo del Sueño, mantener esta posición todas las noches puede ser dañino para todo el esqueleto, puede provocar dolor al despertar e incluso artritis prematura.

 

¿Cómo dormir bien sin almohada?

La idea de dormir en posición horizontal puede parecer desalentadora, especialmente si has dormido con una almohada durante muchos años. No te preocupes, hay varias soluciones para ayudarte a adaptarte.

 

1. Hacer una transición suave

Lo más fácil es no quitar la almohada inmediatamente. Puedes empezar utilizando una almohada fina o una manta doblada. Esto le dará a su cuerpo tiempo para adaptarse gradualmente a una superficie más plana.

 

2. Poner una pequeña almohada en la zona del vientre

Cuando se duerme boca abajo sin almohada, es aconsejable colocar una pequeña almohada del tamaño de media almohada en la parte inferior del estómago. Esta técnica evita que la espalda se ahueque, manteniéndola más o menos horizontal.

 

3. Elegir un colchón adecuado

Por último, asegúrate de tener un colchón compatible con tu postura de sueño y tu complexión. Una buena almohada no puede compensar un colchón de baja calidad. Sin embargo, un buen colchón puede ayudarle a dormir más cómodamente sin almohada.

 

¿En qué postura dormir sin almohada?

¿Siente con frecuencia dolor de cuello por la mañana? Antes de culpar a la almohada, lo primero que hay que hacer es comprobar que es adecuada para la posición en la que se duerme. Muy a menudo, cambiar de almohada es mejor que dormir sin apoyo. Si llevas mucho tiempo durmiendo con la misma almohada, es posible que haya perdido su forma original. Sustituirla puede mejorar fácilmente la calidad de tu sueño.

 

Dormir de lado

Si duermes de lado, te desaconsejamos prescindir de la almohada. Esta es la posición para dormir que requiere más apoyo para el cuello para mantener la alienación de la columna vertebral. El espacio entre el cuello y el colchón debe estar lleno. De lo contrario, los músculos del cuello se verán sometidos a una tensión extrema. Esto puede llevar rápidamente a dolores cervicales y dolores de espalda por la mañana.

 

Dormir boca arriba

Si te gusta dormir boca arriba, no necesitas necesariamente dormir con almohada. Esta postura de sueño no supone un esfuerzo excesivo para los músculos, el cuello o la columna vertebral. Sin embargo, favorece los ronquidos. La lengua bloqueará en parte el paso del aire y provocará los ronquidos. Por lo tanto, dormir boca arriba sin almohada es perfectamente posible, pero puede ser perjudicial para el sueño de tu pareja.

Si duermes de boca arriba y sientes molestias, es posible que necesites una almohada para apoyar la cabeza y rellenar el hueco entre el cuello y el colchón. Le quitará la presión al cuello y a los hombros, mientras mantiene la columna vertebral en la posición correcta.

 

Dormir boca abajo

Dormir boca abajo es sin duda la mejor posición para dormir sin almohada. El cuello está perfectamente alineado con la columna vertebral. El riesgo de sufrir dolores o problemas de espalda se reduce considerablemente. Además, dormir boca abajo facilita encontrar una posición natural para dormir. Si le gusta apoyar la cabeza en una superficie blanda, puede sustituir la almohada por un cojín pequeño.

 

En conclusión

Entonces, ¿es mejor dormir con o sin almohada? Como lo has visto en este artículo, no hay una respuesta única a esta pregunta. Si duermes principalmente boca abajo, es mejor hacerlo sin almohada. Pero cuidado, también tendrás que poner una pequeña almohada en la parte baja del abdomen y tener un buen colchón. Para las personas que duermen de lado o boca arriba, es mejor utilizar una almohada.

A final de cuentas, dormir sin almohada depende principalmente de tu posición para dormir y de tus deseos. Siempre es mejor dormir sin almohada que con una de mala calidad o una que no se adapte a tus necesidades. En caso de duda o si experimentas un dolor persistente, te recomendamos que consultes a tu médico. ¿Prefieres dormir con una almohada? Tómate el tiempo necesario para elegir una almohada de buena calidad y asegúrate de cambiarla cada dos o tres años.

Siguiendo Mila Chacón Alves:

Mila es la responsable de la versión española de Sleeps. Apasionada por el bienestar y el bien dormir, es también la principal editora a cargo del contenido.

Últimas publicaciones de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *