¿Es bueno o malo dormir con calcetines?

CON No hay comentarios

En invierno, los más frioleros se ponen un par de calcetines para aguantar el frío. ¿Pero es realmente una buena idea? Sí, dicen los expertos. Dormir con calcetines mejora la calidad del sueño y tiene muchos beneficios para la salud. Así es como funciona.

dormir con calcetines

Calentar los pies antes de acostarse indica al cuerpo que es hora de dormir. ¿La mejor manera? Usar calcetines. Así, tus pies no se enfriarán durante la noche y te sentirás más descansado al despertar. Pero dormir con calcetines no sólo es bueno para el sueño. Te contamos todo sobre este hábito que podría cambiar tu vida.

 

Dormir con calcetines, ¿qué beneficios?

Además de mantenerte caliente, dormir con calcetines tiene varios beneficios para la salud:

1. Mejora el sueño: Ponerse los calcetines entre 30 y 90 minutos antes de acostarse ayuda a conciliar el sueño. ¿Por qué? Para conciliar el sueño, el cuerpo baja su temperatura aumentando la de las extremidades. Al ponerse los calcetines, los pies se calientan, lo que dilata los vasos sanguíneos y reduce la temperatura corporal. Esto también explica por qué es más difícil conciliar el sueño cuando los pies están fríos.

2. Mejora la circulación sanguínea: Dormir con calcetines dilata los vasos sanguíneos, lo que mejora la circulación sanguínea. Una buena circulación garantiza una distribución óptima del oxígeno a todas las partes del cuerpo y permite que los músculos, el corazón y los pulmones funcionen eficazmente.

3. Reduce los sofocos: comunes en las mujeres durante la menopausia, los sofocos nocturnos pueden alterar significativamente el sueño. Por lo general, se deben a un desequilibrio hormonal benigno, y pueden prevenirse o reducirse llevando calcetines a la cama. Mantener las extremidades calientes favorece un proceso llamado vasodilatación. Los vasos sanguíneos se dilatan, lo que provoca un descenso de la temperatura corporal y, por tanto, el sueño.

4. Evitar la sequedad de los pies: Estar descalzo con demasiada frecuencia puede resecar los talones debido a la exposición al aire. Para evitarlo, es aconsejable ponerse los calcetines después de hidratar la piel con una crema o loción especial.

5. Reduce el síndrome de Raynaud: El síndrome o enfermedad de Raynaud es un trastorno de la circulación sanguínea en las extremidades provocado por el frío o el estrés. Este fenómeno, a menudo benigno, puede mejorarse con medidas sencillas de protección contra el frío, como el uso de calcetines por la noche.

6. Mejora la vida conyugal: Según un estudio publicado por la BBC, los investigadores han descubierto por casualidad que llevar calcetines durante las relaciones sexuales facilita que las mujeres tengan un orgasmo. Los calcetines proporcionan un calor agradable, que ayuda a relajarse y a estar en un mejor estado de ánimo para disfrutar.

Bueno saberlo: Es importante cambiar los calcetines antes de acostarse, ya que los calcetines usados durante el día pueden introducir bacterias y polvo en la cama. Si te duchas o bañas por la noche, asegúrate de secarte los pies antes de ponerte los calcetines para evitar los hongos.

Ahora, ¿hay alguna situación en la que no se recomiende usar calcetines en la cama? Sí, sueles pasar calor por la noche. Algunas personas tienen una temperatura corporal más alta debido a una tasa metabólica en reposo más rápida. ¿La solución? Quítate los calcetines cuando duermas y saca los pies de la cama. Sólo queda encontrar la posición adecuada.

 

¿Qué calcetines debo usar para dormir?

Los calcetines pueden mejorar tu sueño, tu salud... y también tu relación. Sólo queda elegir el modelo adecuado. Aunque los calcetines de cachemira o lana de merino no son los más adecuados para llevarlos al aire libre, estos materiales naturales, extremadamente suaves y agradables, son ideales para llevarlos por la noche. Más caros que los calcetines de algodón o de fibra artificial, ofrecen una incomparable sensación de calor y bienestar que ayuda a conciliar el sueño... ¡y justifica su precio!

Ten cuidado, evita los calcetines poco transpirables o demasiado ajustados, ya que pueden afectar a la circulación sanguínea e impedir que tus pies se calienten correctamente.

Bueno saberlo: Para mejorar la circulación sanguínea, masajéate los pies con una loción, aceite o crema de masaje especial antes de ir a la cama. También puedes calentar los calcetines con un secador de pelo antes de ponértelos.

Dormir bien sin calcetines

Si no puedes dormir con los calcetines puestos, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a conciliar el sueño y a mejorar su calidad fácilmente:

  • Sumergir los pies durante unos minutos en un recipiente con agua caliente (entre 32 y 37°C);
  • Tomar una ducha o un baño caliente una o dos horas antes de acostarse;
  • Ponte un par de zapatillas antes de ir a la cama;
  • Ponte unas zapatillas antes de acostarte; ponte una bolsa de agua caliente, una manta o un platillo alrededor de los pies.

 

En conclusión

Llevar calcetines a la cama ayuda a conciliar el sueño y mejora la calidad del reposo. Asegúrate de elegir unos calcetines suaves, transpirables y suficientemente anchos y póntelos entre 30 y 90 minutos antes de acostarte. Para conciliar el sueño más fácilmente, también se recomienda preparar la noche en las mejores condiciones posibles: tener un buen colchón, evitar las pantallas en las horas previas a la hora de acostarse, no cenar demasiado tarde o dormir en una habitación con una temperatura de unos 19ºC.

Siguiendo Mila Chacón Alves:

Mila es la responsable de la versión española de Sleeps. Apasionada por el bienestar y el bien dormir, es también la principal editora a cargo del contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *